El Blog de LIDlearning



Democratización del conocimiento y competencias digitales, dos imprescindibles en la Era Cognitiva

07/10/2016


Compartir

Las competencias digitales son ya aquellas herramientas personales imprescindibles que nos permiten desarrollar nuestra actividad diaria en un contexto de economía digital y colaborativa, en el que poco a poco se va produciendo la democratización del conocimiento gracias a la proliferación de la computación cognitiva.

Sólo es una de las múltiples conclusiones a las que se llegaron la pasada tarde durante la celebración del evento «La Era Cognitiva: ¿cuál es el impacto de la computación cognitiva en los negocios y en el futuro del trabajo?» en el IBM Client Center de Madrid.

En torno a las 17 horas, daba comienzo la cita con la bienvenida de Felip Bonilla, Director de LIDlearning, y de José Fernando García Ródenas, University Programmes Spain Leader en IBM Research. Poco más tarde, fue el turno de Alejandro Delgado, Enterprise Business Unit technical Leader en IBM, que se ocupó de hacer una demo de Watson, el robot con inteligencia artificial desarrollado por IBM.

"Los sistemas cognitivos son sistemas que aumentan las capacidades de las personas y, por tanto, debemos dejar trabajar a los sistemas cognitivos en aquellas cosas donde sean mejores que las personas", comenzó explicando Alejandro Delgado.

La computación cognitiva es una forma de llamar a la inteligencia artificial y, si por algo se caracteriza, es "por su capacidad de aprendizaje", señaló Delgado. Así, los sistemas cognitivos se diferencian de los programados por tres aspectos básicos: razonamiento, entendimiento y aprendizaje. La máquina, por tanto, "debe ser enseñada con lenguaje natural" y es en este punto cuando destaca el nuevo perfil profesional de "maestro de la máquina", ya que "un sistema cognitivo aprende de cada interacción", aseguró el responsable de IBM. 

Dar respuesta a problemas con un grado de confianza es otro de los aspectos significativos de los sistemas cognitivos. Pero Watson no se limita únicamente a un ámbito de actuación, sino que puede ayudar tanto a clientes, como a equipos de soporte o personal de contact center. Ya se están utilizando funcionalidades de Watson en el sector sanitario, para predicción de enfermedades y tratamientos para las mismas, en el sector legal, para conocer predicciones de futuras sentencias, o en el ámbito de los seguros y los call center.

La ponencia de Alejandro Delgado finalizó con tres demos con las que pretendió ofrecer ejemplos claros de aplicación de esta tecnología disruptiva y un turno de preguntas en el que se desprendió el enorme interés del público por la inteligencia artificial.

Finalmente, dio comienzo una mesa redonda moderada por Felip Bonilla, en la que participaron Antonio Orbe, experto en computación cognitiva y profesor del Máster en Dirección de Empresas Digitales de LIDlearning y LA SALLE IGS, y Raquel Roca, experta en el futuro del trabajo y profesora del Máster en Gestión del Talento en la Era Digital de LIDlearning y LA SALLE IGS.

Durante el debate, Antonio Orbe mantuvo su idea inicial de que la "computación cognitiva permite la democratización del conocimiento", ya que el "maestro de la máquina enseñará a la máquina para que aprenda lo que él sólo sabe y ésta, a su vez, podrá enseñar a todo el mundo". también incidió en la expansión de este negocio hacia las PYMES. "No hay que olvidar que España es un país de PYMES y poco a poco todas irán incorporando sistemas de inteligencia artificial en sus modelos de negocio", dijo Orbe.

Raquel Roca, por su parte, hizo hincapié en la necesidad de mirar al futuro y de comenzar a preocuparnos por el desarrollo de competencias digitales para hacer frente a los cambios que se producen fruto de la transformación digital. Señaló "la adaptabilidad al cambio" como una de las competencias clave que toda persona debe trabajar si no se quiere quedar a la cola de la economía digital. También debatió con el público sobre la diferencia entre entender la digitalización como un cambio de competencias, actitudes y habilidades a nivel personal y entenderla, a nivel técnico, como el desarrollo de nuevas tecnologías.

Destaca el ambiente participativo que se creó entre el público y los ponentes, que fue marcando el rumbo de la mesa redonda donde además se destacaron otros asuntos clave en la economía digital como es el big data. “Cuando hablamos de computación cognitiva, no hay que olvidar la enorme importancia que tiene el big data”, sostuvo Raquel Roca.

Tras las numerosas reflexiones que ponentes y asistentes hicieron públicas, el evento finalizó con la idea esperanzadora de que la nueva era abre, sin duda, nuevas oportunidades de negocio que obligan a un reciclado general de las competencias personales y del trabajo general del conglomerado de la empresa.

Seguimiento del evento en Twitter